Desplegado / Indignación por las descalificaciones de la Arquidiócesis Primada de México a la Constitución de la CDMX

Católicas por el Derecho a Decidir es parte del movimiento feminista de la Ciudad de México que expresó su beneplácito por la publicación de la Constitución Política de la Ciudad de México “una Constitución que refleja una sociedad diversa y plural, que logra traducir demandas históricas en principios, derechos y libertades”.

A pesar de los intentos de los sectores ultraconservadores de echar para atrás los derechos ganados en esta ciudad, la representación progresista en la Asamblea Constituyente no permitió que se impusiera la visión conservadora al aprobar conceptos cruciales como la autonomía y la autodeterminación personal, ligados a los derechos sexuales, los derechos reproductivos, las familias diversas y el derecho a la muerte digna.

Nos indignan las declaraciones descalificadoras y totalmente irrespetuosas de la Arquidiócesis Primada de México que no solamente engañan y desinforman a la feligresía católica, sino que contribuyen al clima de linchamiento que suele promover la jerarquía cuando no logra imponer su visión oscurantista en las políticas públicas.

Entendemos que cuando hay posiciones tan encontradas respecto a un tema, todos los sectores de la sociedad tienen derecho a pronunciarse. Lo que no entendemos es el uso de un lenguaje tan ofensivo, tan burdo, para expresar su disgusto ante el fracaso de sus intentos de influir las políticas públicas de acuerdo con su concepción de la moral y aprovechándose de la investidura eclesiástica.

Además, estas declaraciones muestran una falta absoluta de misericordia hacia las mujeres de todo el país que se ven en la necesidad de recurrir al aborto y que gracias a la legislación de la CDMX pueden acceder a la ILE (Interrupción Legal del Embarazo) en las clínicas y hospitales de la Secretaría de Salud sin poner en riesgo su vida y su salud.

La Arquidiócesis Primada de México continúa ignorando las opiniones y actitudes de la feligresía católica que, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Opinión Católica 2014, cree que una mujer tiene derecho a interrumpir un embarazo cuando su vida está en peligro (80%), mientras que 74% apoyaría que la Iglesia Católica permitiera el aborto en algunas circunstancias.

Finalmente, reconocemos la labor titánica y congruente de quienes tuvieron en sus manos la aprobación de una Constitución que sirva a una sociedad progresista consciente de sus derechos, a pesar de las amenazas y hostigamiento de que fueron objeto por parte de los sectores ultraconservadores. Llamamos a la jerarquía católica a que respete las decisiones de la ciudadanía, la Constitución de la CDMX y las leyes que nos rigen, así como el principio noble de la laicidad del Estado.

CATÓLICAS POR EL DERECHO A DECIDIR

Responsable de la publicación: María Consuelo Mejía